Somos un Colectivo que produce programas en español en CFRU 93.3 FM, radio de la Universidad de Guelph en Ontario, Canadá, comprometidos con la difusión de nuestras culturas, la situación social y política de nuestros pueblos y la defensa de los Derechos Humanos.

miércoles, 21 de febrero de 2018

Grupo de Lima le mueve la cola al amo



Kuczynsky, presidente de Perú haciendo gala de afición canina manifestó en la Universidad de Princeton: “Estados Unidos se enfoca en aquellas áreas donde hay problemas, como el Medio Oriente. No invierte mucho tiempo en América Latina pues es como un perro simpático que está durmiendo en la alfombrita y no genera ningún problema”. Anfitrión de la próxima Cumbre de las Américas quien logró librar su defenestración por los escándalos de corrupción con la empresa Odebrecht transando indulto al dictador Fujimori debió proponer el tema central de la misma y con soltura eligió “Gobernabilidad democrática y corrupción", en párrafo de carta invitación al presidente Maduro reseña “La expansión de este flagelo (la corrupción) socava las instituciones democráticas, reduce la credibilidad de los gobiernos y afecta directamente a los derechos de las personas". No hay información hasta el momento si dictará una clase magistral sobre probidad, si y tras la inspección de Tillerson los émulos de Caín y su gobierno retiran esta invitación comunicando que: “Maduro no puede entrar ni al suelo ni al cielo del Perú”. 

Los socios del Grupo de Lima se levantan de la “alfombrita” azuzados por Tillerson, quien agitando la Doctrina Monroe dirige su jauría contra el pueblo de Venezuela retornando a la época más obscura de la guerra fría, actualizando la zozobra de la guerra, las amenazas de dictaduras militares, la imposición de la intolerancia absoluta, el desplazamiento del clima Medio Oriente a Latinoamérica declarado Zona de Paz en la Cumbre de CELAC realizada en Cuba en 2014 , paz que la obsecuencia de los confabulados neoliberales amaga irresponsablemente. Emiten comunicado rechazando la convocatoria a elecciones presidenciales en Venezuela -las mismas que reiteradamente exigieron el año reciente-, demandan sibilinamente la creación de un corredor humanitario, pero no hay una sola referencia al llamado al golpe de estado o las amenazas de intervención militar, o a la asfixia financiera sobre el gobierno del presidente Maduro, menos a los recientes actos de terrorismo paramilitar contra el metro de Caracas y el suministro de energía eléctrica. Las maniobras son producto de la catadura de sus integrantes: un Temer que trepó al gobierno montado en golpe de estado parlamentario; Peña Nieto narcopresidente que ampara asesinatos de niños y periodistas; Macri que elimina políticas sociales, millares de pensiones y derechos laborales al tiempo que encarniza la represión; un Hernández que se eleva a presidente con el fraude y el crimen; los corruptos Cartes y Kuczynsky que tienen la osadía de participar en Cumbre que trata el tema que les concierne, o Santos que burla los tratados de paz con las FARC y ampara 30 asesinatos de dirigentes sociales en lo que va del año oficiando como el Netanyahu latino con las 7 base militares gringas. 

Los chilenos no olvidamos la experiencia del golpe contra Allende y las similitudes que hoy amenazan al pueblo de Venezuela. La coalición de gobierno saliente de la Presidenta Bachelet se caracterizó por su heterogeneidad, cohabitaron neoliberales, progresistas e izquierdistas, impulsando reformas al sistema, unos pretendiendo no afectarlos en su esencia y otros creando una base para cambios reales, se lograron avances importantes, pero en la confrontación de fuerzas se impusieron los conservadores principalmente en política internacional. De allí el vergonzoso rol de Chile frente a la al proyecto bolivariano. 

El Canciller Muñoz acompañante de la oposición en República Dominicana, afirma que “Nunca apoyaríamos una intervención militar en Venezuela”, lo hace al estilo de Versalles sin condenar al autor o la gravedad de la amenaza, no emplea el tono que usa cuando se refiere al Gobierno del país hermano, él sabe con la experiencia de decenios en el trajín de los pasillos diplomáticos en Estados Unidos, como el aislamiento político, la campaña mediática sostenida, las maniobras desestabilizadoras, el torpedeo al diálogo en República Dominicana, son insumos que requiere Trump para legitimar un agresión militar, para estimular un golpe de Estado, para terminar con el Gobierno de Maduro. Lo cierto es que al Canciller chileno no le gusta la Constitución Bolivariana surgida de una Asamblea Constituyente, no le gusta la democracia participativa y protagónica, le es cómoda la Constitución de Pinochet que aún nos rige, institucionalidad que permite la impunidad de la corrupción político empresarial, la entrega del litio a la voracidad transnacional, la Operación Huracán contra el pueblo mapuche, la vigencia del neoliberalismo contrario a los avances integradores que se dieron con la CELAC, UNASUR, ALBA. La política aplicada como Canciller de Gobierno de Chile abre paso al American First, versión siglo XXI de la Doctrina Monroe. 

El intento de justificar la injerencia en la política interna de Venezuela forjando un verdadero linchamiento de un mal llamada comunidad internacional, queda al descubierto al conocerse el acuerdo al que había llegado la oposición con el Gobierno de Venezuela avalado por Presidente Danilo Medina, el ex presidente Rodríguez Zapatero, los cuales fueron sorprendidos por la negativa de la derecha a firmar lo comprometido luego de la llamada desde Colombia de Santos mientras le visitaba Tillerson. La falta de garantías electorales que Muñoz y sus socios en Lima arguyen para arrinconar a Venezuela es desmentida por el Acuerdo de Convivencia Democrática por Venezuela, acuerdo que si el presidente Maduro ha instruido aplicar y que reza, entre otros, en el acápite pertinente siguiente:

------------

Elecciones Las elecciones se celebraran el día veintidós (22) del mes de abril del año dos mil dieciocho (2018). 

Garantías del proceso electoral Se exhorta para que sean seleccionados los dos rectores designados en fecha 13 de diciembre de 2016 por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia. Estos sean fruto del consenso de los firmantes de este acuerdo. Gobierno y Oposición acuerdan proponer al Secretario General de Naciones Unidas se conforme una delegación de acompañamiento y observación electoral, así como una representación de los países acompañantes signatarios de este acuerdo. 

Se asegurará y favorecerá equidad en el acceso a los medios públicos y privados, y redes sociales nacionales e internacionales en el desarrollo de la campaña electoral. Se realizaran todas las auditorias técnicas con los estándares establecidos no inferiores a los utilizados en las elecciones del 7 de Octubre de 2012 y del seis de diciembre de 2015. En particular las citadas auditorias afectaran a todos los componentes del sistema con protocolos establecidos y presencia de la observación internacional. 

----------

El documento íntegro esta disponible en los medios internacionales e incluye un abanico amplio de temas cuya simple lectura desarma categóricamente los subterfugios para legitimar la impunidad de la furiosa agresión emprendida desde el exterior,- entre otros del Grupo de Lima-, que no es sino expresión de las oligarquías del continente sumisas a los dictados imperiales. 

Iván Muñoz Rojas es Coordinador del Comité Bolivariano de Solidaridad con Venezuela (CHILE) 

EE.UU. y sus ejercicios “humanitarios” en Panamá

Según la Cancillería panameña, las tropas norteamericanas entrenarán a las fuerzas locales.
La presencia militar norteamericana en la nación centroamericana genera suspicacia
Página/12

Las maniobras están en pleno desarrollo y se extenderán hasta junio con la presencia de 415 militares estadounidenses. Los efectivos portarán armas, pero sobre todo gozarán de inmunidad diplomática. De fondo, el rodeo a Venezuela.


Según la Cancillería panameña, las tropas norteamericanas entrenarán a las fuerzas locales.
En una región cada vez más militarizada, Panamá es un símbolo latente de la injerencia de Estados Unidos. Aunque Washington mira con mucha mayor atención a Venezuela, y pese a que este país no limita con el del canal, reverdecen historias de intervenciones planeadas desde la Casa Blanca. Siete veces invadió EE.UU a la pequeña nación centroamericana. La última fue en 1989. Por eso, cuando la principal potencia mundial pone un pie en su territorio, surgen de inmediato las respuestas negativas. Ahora son contra la llamada operación Nuevos Horizontes. Cuando se creó en 1984 tenía otro nombre: Fuertes caminos. Se trata de maniobras que, depende de quién lo cuente, adquieren dos sentidos. Para el Comando Sur que las dirige se trata de “ejercicios de asistencia humanitaria”. Para la cancillería local “un programa de entrenamiento dirigido a los estamentos de seguridad nacionales”.
Si se colocan en contexto los hechos de Panamá, deben analizarse junto a lo que pasa en otras fronteras vecinas. Sobre todo, a los 2.219 kilómetros de límites que comparten Colombia y Venezuela. También, pero en menor medida, a los que separan a este último país de Brasil y Guyana. Todo tiene que ver con todo y la presencia militar de Estados Unidos lo señala desde las entrañas de su historia. Esta vez el objetivo es el derrocamiento del gobierno de Nicolás Maduro. Le están rodeando la manzana. La visita reciente que hizo por la zona el jefe del Comando Sur de EE.UU, el almirante Kurt Tidd, es más de lo mismo. Se reunió con el vicepresidente colombiano, el general retirado de la Policía, Oscar Naranjo. Pocos días antes, habían conversado en Bogotá el presidente Juan Manuel Santos y el secretario de Estado Rex Tillerson.
Advertising
La ofensiva diplomática de Estados Unidos sobre Latinoamérica está a la vista. Sus resultados también. Desde México a la Argentina, los gobiernos amigos de Washington siguen como rebaño la política de aislamiento de Venezuela. Panamá es un engranaje más de ese movimiento de pinzas. En agosto pasado, cuando lo visitó el vicepresidente norteamericano Mike Pence, les recordó a sus autoridades que EE.UU había sido el primer país del mundo en reconocer su independencia. Y les manifestó su gratitud por cómo habían actuado contra Venezuela: “El presidente Trump y yo estamos sumamente agradecidos por el firme liderazgo del presidente Varela en el repudio al régimen de Maduro. Felicitamos a Panamá, en particular, por haberse sumado a los otros 11 países que firmaron la Declaración de Lima”, dijo en su discurso desde el gran canal que une a los océanos Atlántico y Pacífico.
No llama la atención entonces que Nuevos Horizontes ya esté en pleno desarrollo. Se extenderá hasta junio con la presencia de 415 militares estadounidenses. Los “ejercicios de asistencia humanitaria” como los describió Ramón Malavé, coordinador del Comando Sur en Panamá, fueron redefinidos por el columnista del diario La Estrella de Panamá, Mario Gándasegui (h) como una “invasión silenciosa”. Los efectivos portarán armas, pero sobre todo gozarán de inmunidad diplomática. Una situación que en Panamá la oposición y los movimientos sociales movilizados en la calle la viven como una violación del Tratado de Neutralidad del Canal firmado por los presidentes Omar Torrijos y Jimmy Carter en 1977. El mismo que permitió la devolución del corredor clave a fines de 1999, aunque con prerrogativas determinantes a favor de EE.UU. Un ejemplo: poder intervenir sobre la vía interoceánica a partir del año 2000 si se producían peligros a su seguridad.
Argumentos parecidos había utilizado George Bush padre cuando decidió invadir Panamá el 20 de diciembre de 1989 con una fuerza de 26 mil hombres. El problema era el ex socio político y comercial de Estados Unidos, el narco-dictador Manuel Noriega. Había prestado servicios a la CIA hasta que se retobó. Lo depusieron a costa de miles de víctimas durante el ataque. Se calculan unas 4 mil, según la Asociación de Familiares de los Caídos. El militar fue encarcelado en Miami y condenado a 40 años de prisión por la Justicia de Estados Unidos. Cumplió poco más de la mitad, fue enviado a una cárcel en Francia que también lo reclamaba y finalmente devuelto a Panamá, donde murió el 30 de mayo del año pasado. En los tres países acumuló 25 años en prisión. En 2015, a diferencia de otros militares latinoamericanos formateados en la Escuela de las Américas por EE.UU, pidió perdón por televisión a los panameños y se autodefinió como “un hijo de Dios”.
A poco más de 28 años de la invasión condenada por la ONU, hoy es revisada críticamente por la llamada Comisión 20 de diciembre. Fue aprobada en julio de 2016 por el gobierno. Su mandato expira el 1 de abril de 2019. Su presidente, Juan Planells, es el rector de la Universidad Católica Santa María (USMA) y avanza en un trabajo dificultoso para precisar el número de muertos. En diciembre de 2017 dijo que ya se estaban tomando muestras de ADN a los familiares. Pero los registros oficiales son solo parciales. En el estreno de la película Invasión de 2014, del cineasta panameño Abner Benaim, un trabajador de la morgue dijo que se habían contabilizado unos 800 asesinados hasta que se arrancaron las páginas del registro. La cuenta quedó inconclusa. El film ganó el premio de mejor documental en el festival de Biarritz, Francia, en 2015.
El recuerdo de la invasión y los bombardeos del 89 vuelve con fuerza cuando se concretan operaciones como Nuevos Horizontes. La Embajada de EE.UU le notificó al gobierno panameño sobre el ejercicio el 11 de diciembre de 2017. El gobierno lo aceptó casi un mes después, el 4 de enero de este año. Pero “las tropas norteamericanas entraron a Panamá el 2 de enero, dos días antes que la respuesta de la Cancillería”, escribió el periodista Eliécer Navarro en el diario local Crítica. Parece que estaban apuradas para realizar su tarea humanitaria en las provincias de Darién, Veraguas y Coclé.

El presidente de Oxfam en Haití admitió en 2011 haber contratado prostitutas

Una joven asegura que tuvo una relación con el directivo cuando ella tenía 16 años y él 61
El presidente de Oxfam en Haití admitió en 2011 haber contratado prostitutas
La ONG británica ofrece disculpas al gobierno del país caribeño y le comparte su investigación


El director de la ONG británica Oxfam en Haití, Roland van Hauwermeiren, admitió haber contratado prostitutas en su residencia durante una misión de ayuda en 2011, se señaló en una investigación divulgada este lunes sobre acusaciones de conducta sexual inapropiada divulgada por la organización que envió ayuda al país caribeño por el terremoto de 2010.
Mikelange Gabou, la haitiana que tuvo una relación sexual con Van Hauwermeiren, confirmó que eso sucedió cuando ella tenía 16 años y él 61.
Según el informe de Oxfam, Van Hauwermeiren reconoció haber pagado a prostitutas e interactuado con ellas en locales de la organización. El dictamen no descarta que algunas de las prostitutas fueran menores.
En el contexto de la investigación efectuada en 2011, siete empleados de Oxfam en Haití dejaron la ONG, algunos de ellos acusados, además de contratar prostitutas, de acosar e intimidar a otros miembros de la organización benéfica.
Cuatro de ellos fueron despedidos por faltas graves y otros tres dimitieron, entre ellos Van Hauwermeiren, a quien Oxfam le propuso una salida digna, a condición de que cooperara plenamente con la investigación.
Además, se sospecha que tres personas amenazaron e intimidaron a una de las 40 personas que testificaron en la investigación interna.
Medios británicos informaron que algunos de los miembros despedidos por abuso volvieron a trabajar para Oxfam y otras organizaciones benéficas, incluido Van Hauwermeiren, quien fue empleado en Bangladesh para la ONG francesa Acción Contra el Hambre.
En ese contexto, una joven haitiana llamada Mikelange Gabou le contó al periódico The Times que tuvo una relación con Van Hauwermeiren cuando ella tenía 16 años. Según su testimonio, el belga le dio dinero y pañales para su bebé, y a veces invitaba a su casa a mujeres que buscaban trabajo, a las que daba dinero.
Me ayudaba pero tenía muchas chicas. Siempre eran haitianas. Las mujeres eran su distracción, aseguró.
La semana pasada, Van Hauwermeiren aseguró en una carta enviada a los medios belgas que nunca organizó orgías con jóvenes prostitutas, pero reconoció que tuvo relaciones sexuales con una mujer honorable y madura a la que no le dio dinero.
Este lunes, una delegación de Oxfam presentó sus primeras disculpas directas al gobierno haitiano, y compartió su investigación de 11 páginas con el ministro de Planificación y Cooperación Exterior de Reino Unido, Aviol Fleurant
Oxfam, que agrupa a unas 20 ONG con presencia en 90 países, recibió entre 2016 y 2017 cerca de 36 millones de euros del gobierno británico, y aceptó no pedir más fondos públicos hasta que cumpla con la normativa de protección de personas, indicaron las autoridades.
La primera ministra británica, Theresa May, advirtió: no trabajaremos con quien no cumpla con los elevados estándares que son importantes para nosotros.
Afp, Dpa y Reuters
 Periódico La Jornada

Puertas abiertas a refugiados, pide el titular del Acnur a países de AL

Colombia y Brasil, entre los que mayor cantidad de venezolanos reciben cada día

Filippo Grandi se reunirá con delegados de 36 gobiernos de la región en busca de un acuerdo global


Foto
Filippo Grandi, Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, llamó a los países de América Latina y el Caribe a no bajar la guardia en la tarea de brindar protección a los refugiados de la región
América Latina y el Caribe deben mantener sus puertas abiertas a los refugiados y atender el aumento de pedidos de asilo en la región, indicó este lunes el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Filippo Grandi.
Colombia reportó el mes pasado que más de medio millón de venezolanos entraron legal o ilegalmente al país, en tanto que Brasil reforzó la presencia militar y declaró emergencia social en el norteño estado de Roraima, para atender a 40 mil venezolanos instalados en la ciudad de Boa Vista.
Grandi señaló que en América Latina la protección de los refugiados siempre ha sido bien desarrollada, tanto en la legislación como en la práctica, y llamó a las naciones de la región a no bajar la guardia en esta tarea.
El comisionado viajó a Brasilia para reunirse con delegados de 36 países del hemisferio sur y del Caribe en una conferencia donde elaborarán un documento con las contribuciones del área para la planeación de un pacto global sobre refugiados.
El titular del Acnur también se comprometió a convocar a la comunidad internacional para ayudar a Brasil, ante la crisis por el arribo masivo de migrantes venezolanos a su territorio, y se reunió con el presidente de Brasil, Michel Temer, a quien dijo que el Acnur apoya totalmente las acciones de ayuda a venezolanos, tanto en términos de asistencia humanitaria como para buscar soluciones de largo plazo .
El viernes pasado, por medio de una medida provisoria firmada por Temer, Brasil decidió ampliar la asistencia a los migrantes venezolanos en cuatro áreas: protección social, atención a la salud, ofertas educacionales y formación y calificación profesional.
De los miles de venezolanos que llegaron al país en los meses recientes, la mayoría se asentaron en Boa Vista, capital del fronterizo estado de Roraima, localidad que no tiene la infraestructura necesaria para albergarlos en condiciones dignas. Tan sólo en 2017 ingresaron a Brasil 70 mil venezolanos por esta provincia, y en enero de este año lo hicieron otros 12 mil, informó la Policía Federal.
Venezuela vive una crisis económica y política agravada por un alto desabasto de alimentos y medicinas, situación que detonó un éxodo masivo a varios países sudamericanos.
Motivado por esta crisis, el gobierno argentino disminuyó sus requisitos de inmigración para los ciudadanos venezolanos, mientras 14 naciones de la región exigieron a Caracas que habilite un corredor humanitario para cubrir el desabasto de insumos médicos y alimentos.
En este contexto, el presidente Nicolás Maduro y altos funcionarios venezolanos divulgaron un video en el que, con lenguaje de señas y subtitulado, llaman a la población a la unidad. Sus partidarios lo elogiaron, la oposición lo rechazó y en redes sociales hubo muchos memes.

Foto Afp, Dpa y Afp
 Periódico La Jornada

Trump está dando a las élites todo lo que quieren: Chomsky

Para atraer la atención sobre él tienen que hacerlo parecer loco

La función del magnate, proteger a las corporaciones estadunidenses, dice

Foto
El lingüista, sociólogo e intelectual estadunidense, Noam Chomsky, durante la entrevista con Telesur, desde su cubículo en la Universidad de Tucson, adonde acaba de mudarse

Desde su cubículo en la Universidad de Tucson, a la que acaba de mudarse, el lingüista, sociólogo e intelectual Noam Chomsky concedió una entrevista a Telesur en la que habló de la historia reciente de Estados Unidos, la estrategia hegemónica de esta nación y la función que tiene el gobierno de Donald Trump para conservar las corporaciones estadunidenses como dueñas del mundo, a costa del calentamiento global y el riesgo de un conflicto nuclear.
Desde el punto de vista del poder, Donald Trump está haciendo daño, pero desde el punto de vista de las élites, les está dando todo lo que quieren. De hecho, lo que sucede en Estados Unidos, si lo piensan, es como una bola demoledora a dos niveles. Trump está consciente de que su papel es que la atención internacional esté enfocada en él en todo momento, cada vez que uno enciende la televisión, o abre un periódico, ahí está. Para mantener la atención pública sobre él, tienen que hacerlo parecer loco. Subraya el intelectual que todos los días hay una locura tras otra. Después inventa alguna mentira loca, como la de que a su inauguración asistió la mayor multitud de la historia, como si fuera algo importante.
Chomsky sostiene que las corporaciones estadunidenses están conscientes de que el mundo puede ser destruido por el cambio climático y una guerra nuclear, simplemente no les importa, pues su único interés es la ganancia monetaria:
“Si vemos a Donald Trump o al secretario de Estado, Rex Tillerson, ello saben perfectamente que los seres humanos causamos el calentamiento global. Trump está construyendo muros alrededor de todos sus campos de golf para asegurarse que el mar no los destruya cuando éste suba de nivel, si bien aún no ha construido un muro en la frontera con México.
Asevera que “la CIA no actúa por su cuenta. Es una agencia del Poder Ejecutivo. Ellos hacen lo que se les ordena. Una de sus tareas es permitir que el Ejecutivo diga que no sabe lo que está ocurriendo. Si algo sale mal, si se comete alguna atrocidad, se puede culpar de ello a la CIA, y el brazo ejecutivo, que es el que da las órdenes, tiene la posibilidad de deslindarse de toda responsabilidad. Así que cuando hablamos de la CIA, en realidad hablamos del centro ejecutivo del gobierno.
Asimismo, Chomsky explica el reciente patrón de invasiones estadunidenses a diversos países, y asegura que después de la guerra de los Balcanes, el tema de la intervención humanitaria se volvió parte de la agenda internacional de Estados Unidos.
“El concepto de ‘ayuda humanitaria’ es muy interesante. Casi todo acto agresivo cometido por cualquier potencia está justificado por ‘motivos humanitarios’, desde el punto de vista del agresor, pero no desde el punto de vista de las víctimas. Está como ejemplo el bombardeo a Serbia de 1999. Sabíamos a detalle lo que pasaba ahí. Fuerzas con base en Albania entraban a Serbia y perpetraban ataques terroristas para provocar una reacción agresiva de los serbios, mismos que sirvieron como una justificación de la OTAN a la intervención de Estados Unidos.
Dicen que las pérdidas estimadas fueron altas en los dos bandos, como 2 mil. Cuando la invasión ocurrió, el general a cargo, Wesley Clark, informó a Washington que el ataque estadunidense empeoraría gravemente las atrocidades en el terreno porque Serbia no iba a responder atacando a Estados Unidos, sino atacando en el terreno. Serbia comenzó a expulsar de Kosovo a los albaneses y cometió atrocidades. Eso sí, recibió enorme cobertura de la prensa y Milosevic fue llevado al tribunal de La Haya acusado por sus crímenes masivos. Pero todos ellos, salvo una excepción mínima, ocurrieron tras los bombardeos estadunidenses.

De la Redacción
 Periódico La Jornada




Procesarán a Fujimori por matanza en 1992, en Lima



Dpa 
Periódico La Jornada

El indultado ex presidente peruano Alberto Fujimori será procesado por una matanza de seis campesinos perpetrada por militares en 1992, determinó este lunes una sala penal de la Corte Suprema de Justicia.
El tribunal rechazó el planteamiento de la defensa de Fujimori, según el cual el ex mandatario está protegido de ese caso por el indulto que le dio en diciembre el presidente Pedro Pablo Kucyznski, cuando le faltaban por cumplir 15 de 25 años de cárcel que se le impusieron por otras dos matanzas.
En este nuevo caso, conocido como Pativilca, por el nombre del distrito limeño en que se cometieron los asesinatos, la fiscalía pide para el ex presidente 25 años de cárcel y una reparación de unos 155 mil dólares.
Fujimori, de 79 años, recibió un indulto humanitario por problemas de salud, algo que ha generado fuertes protestas, pues amplios sectores estiman que no había razones para su excarcelación y que hubo una negociación política.
La matanza de Pativilca fue perpetrada por el Grupo Colina, organización militar que, según se demostró en el primer juicio, contaba para sus acciones con el aval del entonces jefe de Estado.

martes, 20 de febrero de 2018

EE. UU. en Venezuela: la hipótesis de intervención militar

celag.org

En estas últimas semanas, a las ya extendidas medidas de presión económica por medio de sanciones y la permanente presión política y diplomática ejercida por organismos internacionales, think tanks y medios hegemónicos, se suman múltiples afirmaciones, rumores y referencias a una posible intervención militar en Venezuela. Si bien no se trata de una amenaza “nueva”, es preocupante la visibilidad que se intenta dar a esta hipótesis, planteándola como un paso posiblemente “necesario”, mediante argumentos para legitimar un acto que implica en sí mismo la total injerencia en los asuntos internos de otro Estado, afectando directamente la soberanía territorial (que entre otras cuestiones, vulnera de plano el artículo 3° de la Carta de la OEA).[1] Desde un punto de vista geopolítico y de seguridad nacional, pueden ser interpretadas como “declaraciones de guerra”. Sin embargo, al estar avaladas por la comunidad internacional, se presentan como acciones necesarias para garantizar el “bienestar del pueblo venezolano”.
Diferentes funcionarios y organismos del Gobierno de EE. UU. han pronunciado declaraciones y tomado decisiones que apelan de modo directo o indirecto a una posible intervención militar en Venezuela:
  • En 2015 trascendió que el Comando Sur tenía preparado un operativo de intervención en Venezuela desde Honduras.
  • En 2017 Trump insinuó posible intervención militar en Venezuela. El presidente colombiano aclaró que esa no era la vía indicada.
  • Según presupuesto del Pentágono (Departamento de Defensa) para 2019 se pretende aumentar en 25,900 efectivos las fuerzas militares de EE. UU.[2]
  • La Estrategia de Seguridad Nacional para 2018 aborda explícitamente la necesidad/urgencia de propiciar un cambio de régimen en Venezuela (también en Cuba).
  • En febrero 2018 el Secretario de Estado EE. UU. en su gira por América Latina desliza que, en el caso de Venezuela, podrían ser los militares los que intervengan para promover un cambio democrático.
Opinión Experta:
  • Think tanks influyentes de EE. UU. vienen publicando análisis en los que se aborda la hipótesis de intervención militar en Venezuela. En un artículo de la revista Foreign Affairs, por ejemplo, se aclara que la intervención militar es asunto delicado, porque no siempre genera los resultados esperados de modo inmediato y en el caso de Venezuela podría conducir a años de ocupación militar (lo cual se concibe como poco rentable). Se arroja la hipótesis sobre el resultado que tendría utilizar la coerción a través de una demostración de fuerza lo suficientemente creíble como para “convencer al target de que será castigado si no cambia de opinión: Para convencer a Maduro de que negocie con la oposición y restituya la ley, Washington debería desplegar un portaviones y uno o dos destructores en la región”. Otra alternativa sería la de ataque aéreo que busque la sedición interna de las FFAA, logrando un golpe militar en contra de Maduro que permita la intervención de las FFAA de EE. UU. junto con FFAA latinoamericanas afines. Se destaca, sin embargo, que esta situación puede llevar a una desestabilización tal, que requeriría de la presencia de 200,000 efectivos en Venezuela hasta que se ordene el escenario.[3]
  • Otros think tanks promueven el liderazgo EE. UU. en cuanto a las soluciones frente al “problema venezolano”, barajan la posibilidad de alguna salida militar. El director del Inter American Dialogue, Michael Shifter afirmaba respecto a declaraciones del presidente de Colombia contra Venezuela: “Las fuertes palabras de Santos contra el Gobierno de Maduro y el rechazo a sus elecciones exprés transmitieron que Colombia siente lo mismo por Venezuela que Estados Unidos…”.[4]
  • Moisés Naím, uno de los académicos con mayor presencia en medios hegemónicos y también miembro del Inter American Dialogue declaró que “Nicolás Maduro es el Sadam Hussein de América Latina”, pero también se ocupó de “descartar” la salida militar como solución posible.[5] La referencia misma a la salida militar es una forma de otorgarle visibilidad como escenario posible.
  • Otros think tanks convocan a oponerse abiertamente al llamado de elecciones: La Washington Office on Latin America (WOLA) convoca directamente a la comunidad internacional a oponerse al llamado de elecciones en Venezuela, por ilegal e ilegítimo.[6] También advierte sobre la inconveniencia de profundizar sanciones económicas, en particular el embargo al petróleo venezolano [ver más abajo].
Opinión Pública:
Prensa Hegemónica
Buena parte de esos informes y análisis de los think tanks son recogidos o reproducidos por la prensa hegemónica.
  • Un ejemplo es el artículo de opinión de David Smilde,[7] de la WOLA, en The New York Times, donde hace una analogía con la invasión estadounidense a Panamá en 1989. Es probable que se esté pensando en una operación militar rápida, apoyada por el Grupo de Lima conformado por doce países del continente, los cuales tendrán reunión el 13 de febrero y se discutirá la hoja de ruta contra Venezuela.[8]
  • También llama la atención la promoción dada por la prensa a un artículo de Ricardo Housmann (actual director del Centro para el Desarrollo Internacional de Harvard, ex ministro de Planificación de Venezuela durante el Gobierno de Carlos Andrés Pérez y ex director del Banco Interamericano de Desarrollo) que se publicó a principios de enero,[9] pero que sigue teniendo repercusión. El autor afirma que las medidas hasta ahora impuestas contra el régimen de Maduro no han cumplido su cometido y la mayoría de los venezolanos “anhelan alguna forma de deus ex machina que los salve de esta tragedia”, lo que según Hausmann podría llevar a una “intervención militar”.[10]
Organismos internacionales
A la par de rumores y publicaciones sobre sospechas de intervención militar esparcidas por la prensa, se suman acciones concretas de organismos internacionales. Fundamental para manipular a la opinión experta y pública a los fines de justificar “cualquier tipo de intervención”.
  • La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) denunció hoy en un extenso informe el “alarmante debilitamiento” de los derechos humanos y la democracia en Venezuela, que se ha “intensificado” en los últimos dos años.[11]
  • En el último informe de Human Rights Watch se advierte sobre el poder cada vez más “omnipotente” del ejecutivo venezolano, que no hay poder que pueda contrarrestarlo –se deja abierta aquí la posibilidad/necesidad de casi cualquier tipo de salida-.[12] 
Demostración de fuerza desde Colombia y Panamá
Esta estrategia es la que se intenta instalar en la opinión pública en las últimas semanas.
  • Después de la visita de Rex Tillerson por varios países de América Latina, el almirante Kurt W. Tidd se reunió con altos mandos colombianos, entre ellos Juan Manuel Santos, el vicepresidente Óscar Naranjo -experto además en guerra contrainsurgente y en la formación de paramilitares-, el ministro de Defensa Luis Villegas y el jefe de Defensa Alberto José Mejía.[13]
  • Desde el fin de semana se alertó de la llegada de tropas estadounidenses (marines) a territorio panameño. Sin tener aún la orden oficial, llegaron desde el 2 de enero 415 miembros de la fuerza aérea estadounidense. El “acuerdo” entre Panamá y EE. UU. forma parte de los ejercicios militares denominados “Nuevos Horizontes” y se llevarán a cabo en las provincias de Darién, Veraguas y Coclé.[14] Los militares estadounidenses podrán estar uniformados y armados en territorio panameño y estarán hasta junio de 2018, período que cubre las elecciones venezolanas.
  • Argumentos que podrían ser utilizados para justificar invasión de Venezuela desde Colombia:
    • Agencia EFE advierte que la guerrilla ELN “está utilizando” a ciudadanos venezolanos en sus atentados, a quienes recluta tras llegar al país andino huyendo de la crisis que vive la nación petrolera, afirmó hoy el comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, general Alberto Mejía.[15]
    • El Maritime Herald, mencionó que para varios comentaristas internacionales (no especifica quiénes), la lucha contra el narcotráfico en Colombia esconde planes contra Venezuela, sobre todo en el departamento de Tumaco y sus alrededores. Además, sin dar mayores fuentes, señala que podría conformarse una fuerza naval conjunta entre Estados Unidos, México y Colombia para bloquear la ruta del Pacífico de la droga. Se afirma que en varios barrios de Tumaco hay presencia de grupos narcotraficantes y paramilitares, lo que podría ser la excusa para la supuesta invasión a Venezuela. Según el analista venezolano Sergio Rodríguez Gelfestein, las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, así como el Ejército Paramilitar de Norte de Santander, pretenden entrar en territorio venezolano y ya tienen representación en Llano Jorge y San Antonio del Táchira.[16]
  • En caso de intervención se plantea una operación de amplio espectro, conjunta y combinada, priorizando objetivos estratégicos: fuerza decisiva, proyección de poder, presencia en ultramar y agilidad estratégica. Estos objetivos vienen en el Joint Vision 2020[17] y se combinan con presión diplomática internacional, sanciones económicas y la constante búsqueda de los sectores opositores al Gobierno.
  • Escenario de “crisis humanitaria” que afectaría a la región:
    • Se refuerza escenario de crisis humanitaria por supuesta “migración masiva y permanente” de venezolanos a Colombia[18]. El objetivo es provocar impacto negativo en la opinión pública internacional que justifique “cualquier salida”.
    • Tillerson habló de la posibilidad de redireccionar recursos destinados a aliviar la crisis humanitaria en Venezuela hacia Colombia, pues reconoció el peso que la llegada masiva de venezolanos le está causando al país. Otro alto funcionario del Departamento de Estado afirmó que el Gobierno de EE. UU. estaría dispuesto a dar “ayuda técnica” a Brasil y Colombia para atender el problema. “Abogamos por mantenerlos cerca de la frontera con Venezuela para que puedan volver a casa cuando la democracia en su país sea restaurada”.[19]
La arremetida contra Venezuela incluye desde hace años diversas estrategias orientadas a desestabilizar al Gobierno bolivariano y posicionarlo negativamente ante la opinión pública y “experta” internacional, a los fines de legitimar diversos mecanismos de injerencia a través de presión política, diplomática, mediática y económica. La amenaza de intervención militar, no obstante, no es nueva pero se suma a esta dinámica de presión permanente y creciente para “castigar” al proceso de cambio, operando como un factor de desestabilización más, cuyo fin último pasaría por un “cambio de régimen” que, por el momento, no se ha logrado. Habrá que estar atentos a cómo evolucionan los acontecimientos.


[1] http://www.ordenjuridico.gob.mx/TratInt/Derechos%20Humanos/PI0.pdf
[5] http://caracol.com.co/programa/2018/02/12/6am_hoy_por_hoy/1518441449_673691.html
[17] http://www.pipr.co.uk/wp-content/uploads/2014/07/jv2020-2.pdf
[18]http://www.eltiempo.com/colombia/otras-ciudades/crisis-humanitaria-por-migracion-de-venezolanos-se-extiende-por-todo-el-pais-181248
[19] https://www.elespectador.com/noticias/el-mundo/que-le-pidio-el-enviado-de-trump-santos-articulo-738346

Racismo, Haití y explotación minera

Le Devoir

Traducción del francés: Susana Merino

Haití es uno de los países más vulnerables del mundo al cambio climático y los riesgos medioambientales que se derivan de la explotación minera son extremadamente importantes, señala el autor.